Édgar G. Velázquez

5 MENSAJES 0 COMENTARIOS

LII

La vida es una mariposa negra de alas pesadas que abre con fuerza en los momentos que llamamos instantes. Todos los días renace el sol en el centro...

LVII

A Ósip MAndelstam.   ¿Cuánta violencia para crear de la noche al día? Su hondo suicidio oscuro…   Que las voces se hagan polvo para que la eternidad las selle y...

XV

Cuando los niños juegan, saben que están olvidando sin que se lo propongan y que se están alejando de un lugar sin que se...

Cristal

Lucía era la misma, la misma con su ropa vieja y su maquillaje barato. La misma que salía por las mañanas sintiéndose sucia y vendiendo su maquillaje de casa en casa y que de vez en vez salía con los esposos de otras y se acostaba con ellos durante una semana. La misma a la que nunca vuelven a llamar, la misma con la que los esposos hablan mal de sus mujeres...

III

Ninguna lengua es capaz de describirte...

Te puede interesar...

Compartir con un amigo