Todos buscamos algo, todos queremos compartir con esa persona especial nuestros triunfos y fracasos, nuestros fines de semana, nuestras noches, ¡nuestro tiempo! Todos queremos ser amados… Pero en lo que eso sucede te dejo algunas pelis para que te entretengas.

No deseo por nada que piensen que el amor es como de película, no, el amor es aburrido, la mayoría de las veces es tiempo perdido, es atadura, es trabajo duro, es constancia y compromiso.

Algunos dirían que es hermoso, que es felicidad, que es aceptación y que sin duda es lo mejor que le puede suceder a alguien; pero sea lo que sea, te diré un secreto… Nada es para siempre. ¡Y para demostrarlo basta un botón! bueno, un clic. Hoy ríete del amor. Recuerda: cuando tus amigos terminen con su novia, les pasas esta nota.

Para comenzar tu fin de semana tranquilamente te recomiendo: Siempre el mismo día.

Cuando la terminen de ver, recordarán lo que les dije, nada es para siempre, y reirán maquiavelicamente por estos tontos que creyeron que su amor lo podía todo.

Pero seguramente aún estarás pensando en lo importante de tener una pareja. Así que te dejaré ahora con Match Point, una película escrita y dirigida por el increíble Woody Allen.

“El hombre que dijo, prefiero tener suerte a ser bueno, sabía lo que era la vida.”

Y esta película nos recuerda que no importa que tan bonito se la estén pasando tus amiguitos con sus noviesitas… Siempre habrá algo que no podrán tener… ¡Y nadie puede ser completamente feliz! muaajajaja (risa malvada otra vez).

Ahora pasamos a algo de verdad muy profundo, se trata de la película de Lars von Trier, Melancolía. Las risas, la alegría, el amor y la felicidad; el matrimonio, puede ser sólo una mascara con la que se disfrazan las personas para pasarla “bien” para encajar, pero, ¿qué es lo que realmente quieren?

Aquí no podrás reír, quedarás impresionado por los efectos especiales mezclados con los simbolismos, los pocos diálogos y las excelentes actuaciones. Después de esta película te recomiendo meditar diez minutos mientras vas por la otra bolsa de palomitas.

Otra película que no podía faltar y con la que reirás a carcajadas es 500 días con ella.

La historia de un típico hombre que creció creyendo que nunca sería feliz hasta conocer a la mujer indicada, ¿cuántos de estos siguen por las calles? Es una película simple de una relación cualquiera. Te encantará porque lo has vivido, y si no, ya sabrás lo que te espera.

Media noche en París es nuestra siguiente película, otra más para reír, pero esta vez repasando tus clases de historia y arte, y recorriendo los lugares más hermosos de París.

Al final quedarás más enamorado de París que de otra cosa.

Y si aún con estas hermosas películas sigues abriendo Facebook para saber como se la están pasando los demás; entonces lo que mereces es salir con tu Sistema Operativo, pero ni éste es perfecto. Te presento: Her.

Así como lo ves, las relaciones de noviazgo son complicadas hasta con una computadora.

Ya por último, si mis intentos por hacerte pasar un buen día no han funcionado, te dejo una película más de Woody Allen, que siempre tiene finales felices pero nunca los que imaginamos: Si la cosa funciona.

Como Boris, el protagonista de esta película, dice:

Si lo que quieres es que te hagan sentir bien, ve a que te den un masaje en los pies.

Y sobre todo recuerda que no importa que tan sólo estés, hay miles de personas igual que tú. ¡Sonríe! Y diviértete.

Cuéntanos cuál de estas películas fue tu favorita y qué es para ti el amor.

 

Comentarios