En conferencia de prensa, Lisandro Alonso habla de su trayectoria y que como cineasta está más interesado en realizar películas que transmitan algo al público, más que producir para vender.

El reconocido director argentino arribó a nuestro país para hablar de la producción de cine de bajo presupuesto en una clase magistral que forma parte del ciclo de talleres  “Ficciones universales,  Universos particulares” organizados por Scientika de la mano del  IMCINE, La Casa del Cine Mx, FICUNAM y Le Cinéma IFAL.

Alonso ha dirigido cinco largometrajes de los cuales cuatro han tenido participación en el festival de Cannes. Su más reciente producción, Jauja, protagonizada por Viggo Mortensen,  obtuvo el premio FIPRECI en dicho festival en  2014.

“El cine que le gusta a todo el mundo se ha vuelto muy banal y nada personal. El deseo de hacer películas, interesarse en una forma de comunicarse con el otro, poder plasmar  la forma que tu sientes a cerca del mundo, es lo que rescato del cine y que me motoriza a viajar a lugares desconocidos que me inspiren a plasmar mi historia”.

Comentó que le gusta trabajar con personas que pueden darle las reacciones que busca, muchas veces son personas que no saben leer ni escribir y que no tienen conocimiento previo del cine; a diferencia de trabajar con actores profesionales (que lo ha hecho únicamente en su último largometraje Jauja), que ellos se vuelven participativos y de inmediato pueden interpretar una mirada del director o del fotógrafo, es algo que se aprecia mucho.

Esto es un poco de los temas que se tocaron dentro de la Master class dentro del “Ficciones universales,  Universos particulares” con la que se pretende afianzar la idea de que cine puede resultar accesible y valioso, además de poseer una identidad propia usando el lenguaje audiovisual sin limitaciones.

Comentarios