Hace 100 años Emiliano Zapata y Pancho Villa tomaron la ciudad de México, el 6 de diciembre de 1914. Cien años más tarde, un grupo de actores campesinos tratarán de replicar la gesta. Los Jinetes del Tiempo…

A su paso por distintos pueblos, desde Quebrantadero, Morelos hasta la ciudad de México, los actores se darán encontronazos entre el pasado y el presente. El paralelismo es tal que nos obliga a preguntarnos, ¿cuánto ha pasado realmente en un siglo? Los Jinetes del tiempo es entonces un documental que va más allá de la simple conmemoración de un hecho importante en la vida de nuestro país. Es el retrato de un trayecto plagado de choques –y a veces similitudes- entre el pasado y la realidad actual. Es un recordatorio del país que fuimos, y que somos. Y que apunta a lo que seremos.

“Todo es presencia. Todos los siglos son este presente“. Octavio Paz

En el camino de este documental, los fantasmas de los viejos generales, comienzan a interactuar con los actores campesinos, cuestionándoles en el empeño que realizan, ¿de que sirve hacer lo que haces? ¿no sería mejor realizar otra revolución en lugar de estar jugando al teatrito? Las quejas actuales de las comunidades que recorren, son también el detonante de los conflictos y alucinaciones de los actores. La transformación del entorno, y la depredación de la biodiversidad, la situación actual del campo y de los campesinos, a causa de los cultivos transgénicos y la paulatina eliminación de las semillas criollas, es el mensaje que prevalece a lo largo de todo el recorrido.

Ya puedes verla en cines ¡Consulta la cartelera!

Comentarios