Asfalto nuevo, luminarias útiles, coladeras en orden, árboles talados, albergues caninos y desaparición de migrantes y gente en situación de calle.

En torno a los preparativos por el Estado de México para la acogida del Papa el próximo 14 de Febrero, se ha realizado un acto de homogenización de la zona de la ruta papal mediante la intimidación y el acoso policial para desplazar de un área determinada a personas en situación de calle, migrantes y perros callejeros; mismas tácticas empleadas en diversos lugares del estado y en diferentes ocasiones, tal y como se ha señalado en diferentes medios a lo largo de la semana.

Para tales efectos virtualmente indistinguibles como la expulsión de una población “indeseable” de un territorio, basada en una discriminación estratégica y política, hay que recordar que el pasado 19 de Noviembre del 2013 cuando Enrique Peña Nieto visitó diversas locaciones en Ecatepec, la misma puesta en escena fue echada andar, tras el telón de la irrealidad se pretende ocultar (aquí es dónde irónicamente la desaparición aparece, aunado al ecocidio perimetral en el fraccionamiento Las Américas y la colonia Jardines de Morelos), cuando menos maquillar (a esto corresponde el pintado de vaquetas, retiro de comerciantes ambulantes, el acarreo de personas) el Ecatepec de todos los días, la impunidad, la corrupción; en resumen, la falta de interés por el tejido social.

En este sentido resulta insultante que el gobierno encabezado por Eruviel Ávila dé a conocer sobre el quehacer con los perros callejeros, con la puesta en marcha de albergues caninos temporales (puesto que el día 15 se soltarán supuestamente vacunados y esterilizados), mientras el silencio reina en torno a los migrantes y gente en situación de calle.

mapa

Comentarios