Esos poetas que se dicen independientes,
los son, pero no por voluntad propia,
sino por falta de atención.

Ser independiente en México no es ser libre ni ser diferente,
que te lo creas es por mamón.

Estos poetas que vienen a los bares pensando sólo en mujeres,
las conquistan con sus letras aunque en la cama no se sienta ni su lengua.

¡Mentirosos!

¡Farsantes!

Nos miramos a la cara y nos reconocemos
Nos miramos al espejo y no sabemos quiénes somos
No tenemos identidad, vamos de día en día buscando una que nos esconda.

Buscando así quien parecer para no ser.
No hemos entendido que somos el reflejo de alguien más.

No somos de nuestra propiedad,
somos el reflejo de esta enferma sociedad.

Comentarios