La tarde de este martes, alrededor de 200 policías del ayuntamiento de Tapachula, Chiapas, agredieron a 325 integrantes de la organización Campesina CIOAC-JDLD, quienes de manera pacífica llegaron a manifestarse frente al Palacio Municipal para exigir al presidente, Neftalí del Toro Guzmán, un pago justo a la tarifa del agua potable, la cancelación de deudas adquiridas ante el Comité de Agua Potable y Alcantarillado de Tapachula (COAPATAP), la repavimentación de calles en mal estado, principalmente en el camino a la Pita y el libramiento Sur; así como la escrituración de predios irregulares se realice en  total transparencia.

José Dolores López Barrios, secretario general de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos “José Dolores López Domínguez” informó que durante la movilización, los policías lanzaron gas lacrimógeno contra los agremiados a la CIOAC-JDLD.

Luego de varios minutos de tensión, Alfredo Lugardo López, subsecretario de gobierno, de la región Socounusco, en compañía de diversos representantes del estado firmaron una minuta de acuerdo, en la que se comprometen atender cada una de las peticiones de la organización.

Y se acordó que el próximo lunes 18 de septiembre se llevará a cabo un recorrido junto con los integrantes de la CIOAC-JDLD en las zonas marcadas con la finalidad de determinar las necesidades de cada colonia.

De igual manera, las autoridades estatales se comprometieron a realizar patrullajes preventivos en las comunidades y colonias, sobretodo, en las zonas escolares, a fin de evitar que los estudiantes y jovencitas sufran de robos.

Lolo López recordó que ante la falta de respuesta de las autoridades  y a las múltiples solicitudes ingresadas ante el ayuntamiento, se tomó la decisión de realizar esta movilización frente al palacio municipal de Tapachula.

Reprobó que los elementos policiales hayan actuado con lujo de violencia, cuando los miembros de la organización se manifestaban de manera pacífica.

Comentarios