De acuerdo con nuestras experiencias afectivas tempranas nos hemos formado fantasía acerca del amor; ilusiones de las relaciones y de lo que deberá ser nuestra pareja ideal.

En cualquier momento encontrarnos a otro ser humano que presenta algunas características de las que tenemos en nuestra fantasía (alegre, joven, aventurero, organizado, activo, etc.). Esto nos llena de gran satisfacción e inmediatamente, por asimilación incorporarnos esa información como si ese ser fuera una réplica exacta de nuestra fantasía o nuestra alma gemela que hemos buscado y que por fin encontramos.

“Cuando alguien se enamora, el 85% del tiempo lo dedica a pensar en su objeto de deseo”.

amor

Nuestra mente no discrimina en las diferencias, es decir, no hace ninguna acomodación de la información, percibimos las cualidades de la otra persona como las que siempre hemos buscado aunque no sea así.

Por asimilación, la mente dice que ese sujeto es similar a lo esperado, entonces empieza, por atención selectiva, a observar únicamente todo aquello que confirme la fantasía desechando los rasgos que muestren diferencias. Todos los defectos los minimiza al grado de eliminarlos y todas las virtudes las maximiza y lo ponemos en un pedestal.

“El amor pasional es fugaz”.

Esto es así por los altos niveles de dopamina, norepinefrina y noradrenalina, productos químico segregados en el cerebro que están asociados al incremento del trabajo en la memoria y la atención, así como a la percepción de nuevos estímulos.

Muchos artículos y libros que hablan del tema de la familia y el matrimonio, advierten que el amor romántico es temporal. Este amor está determinado a disminuir una vez que las parejas empiezan a vivir juntas; y justamente es en este punto cuando se tiene que saber qué es lo que se quiere, una relación a corto o largo plazo, si mi plan es el matrimonio o unión libre. Leer articulo relacionado…

“Los momentos intensos de este amor romántico son siempre transitorios”.

Las personas que se encuentran en la etapa del enamoramiento, viven momentos felices, intensos, que rápidamente se desvanecen y que todos los intentos por mantenerse con estos sentimientos están destinados a fallar.

La persona enamorada debe de reaprender modos alternativos de pensamiento basados en la información recogida y practicando estos nuevos pensamientos diariamente, por ejemplo:

“Con mi pareja me siento flotar en el aire, importante, admirad@ y querid@”, pero con mi madre me siento también querid@, con mi hijo me siento importante, con mis amigos me siento admirad@ y respetad@”.

“Estando con mi amad@ me siento feliz”, pero cuando juego tenis, trabajo, hablo con mis amig@s, hago meditación u otra actividad que me gusta también me siento feliz.

La mente no puede mantener un estado eufórico, como lo está mientras una persona se encuentra en la etapa del enamoramiento, es por eso que el enamoramiento solo dura de seis meses a un año, y es entonces cuando nos damos cuenta que siempre tuvo defectos (alcohólico, mandón, agresivo, etc.) o cualquier cosa que no nos guste (vellos en las orejas, mal aliento, etc.). Pero como en el enamoramiento lo pusimos en un pedestal, cuando el cerebro se cansa de la euforia constante, pensamientos recurrentes del ser amado, insomnio, pérdida del apetito, ansiedad, síntomas que son similares a los de un adicto a las drogas, nos desilusionamos porque no es el más guapo o la más hermosa, sus ojos no son tan lindos y ni siquiera del mismo color y esos defectos (o que nosotros consideramos como defectos) que minimizamos al inicio, ya no los toleramos, y ahora estamos en el otro extremo, al inicio maximizamos sus virtudes y después lo hacemos pequeño engrandeciendo su defectos, lo cual sucede porque desde un inicio no lo quisimos ver como una persona completa, solo nos fijamos en lo que nos gustó y lo que nos disgustaba, lo eliminamos; si desde un inicio vemos a una persona de forma objetiva podemos evitar decepcionarnos después porque no cumple con nuestras características.

Cerebro-amor

¿Cómo podemos ser objetivos con una persona que nos gusta?
Cuando estés con una persona que te gusta analiza la situación, por ejemplo:
Situación: “Te invita a comer a tu restaurant favorito”.
Pensamiento de un enamorado: “Que atent@, siempre piensa en mí”
Emoción: Felicidad, euforia.
La situación no cambia pero si cambia el pensamiento y la emoción de una persona que a pesar de su enamoramiento consigue ver la totalidad en una persona, tanto lo bueno como lo malo y no maximiza al otro.
Pensamiento objetivo: “Creo que tiene antojo de “X” y a mí me gusta el lugar”.
Emoción: Tranquilidad.

Si el escenario no cambia, ¿entonces qué cambió? Lo que se modificó es el pensamiento y por consecuente la emoción, si ponemos más atención a nuestros pensamientos cambiaremos nuestras emociones.

¿Este tip se te haría fácil de implementar? ¿Cuáles más sugerirías?
 
 
 

Comentarios