La noche aplasta el día,

El recuerdo se pierde en un instante,

El mundo se contiene en un segundo

y un segundo después morimos.

 

Mañana no seremos nada

¡hoy tampoco somos nada!

y el recuerdo no es sino nostalgia

de algo que ya nunca más existirá.

 

El viento canta con dulzura

ya se ha llevado todo:

vidas

mares

ilusiones

mundos.

Y ahora, nosotros.

Héctor Mateo
Ilustración: Héctor Mateo

Comentarios