Reseña: El caparazón de la tortuga de Lola Mariné

PORTADA NUEVA1Sinopsis

Un adolescente introvertido y de carácter sombrío desaparece sin dejar rastro; diez años después reaparecerá convertido en el ganador de un importante premio literario. ¿Qué ocurrió durante esos diez años? La explicación se oculta tras su peculiar relación con un hombre adinerado, atormentado y solitario que consume sus días en una aislada mansión; ese encuentro marcará el destino de ambos.
Dos escritores, dos misántropos, dos voluntades encontradas.
Un thriller psicológico en el que nada ni nadie es lo que parece.

 

Comentario

A Lola Mariné, autora de esta novela que se encuentra entre las finalistas del concurso Amazon para autores Indies en su segunda versión, ya le conocía a través de otra de sus novelas “Habana Jazz Club”, en la que en una temática intimista, me enseñó la vida tan difícil que suelen correr algunos emigrantes.

Con “El caparazón de la tortuga” da un vuelco radical, el romanticismo da paso a un thriller psicológico en el que nos sumerge y no nos da tregua en ninguna de sus páginas. Una novela que se centra en el apogeo y decadencia de un autor que ve su tiempo de gloria, mermado por la falta de inspiración.

La era en la que vivimos hoy en día, las comunicaciones y todos los avances tecnológicos que tenemos a nuestro alcance, nos permiten mantenernos informados y en permanente contacto con personas que ni siquiera conocemos y cuyas intenciones, a veces, pueden ser muy peligrosas.

Mefisto y Maquiavelo, serán los encargados de adentrarnos en una vorágine de acontecimientos, por decirlo de algún modo, muy llamativa porque ambos se encuentran prisioneros en celdas diferentes pero que convergerán en el mismo sentido.

La pasión que les une, es la de las letras. El ser escritor, por un lado, un hombre que lo tiene todo en su vida pero que la misma vida le ha dado tantos zarpazos, que es incapaz de volver a escribir un libro que deje la vara tan alta, como otro que escribió y que le llevó a la fama. Dentro de este marco, Lola hace referencia a varias figuras como “el escribir por encargo” o de lo que en más de alguna ocasión se ha filtrado, en que los escritores de éxito no escriben, sino otros que lo hacen para ellos, no dejan de ser especulaciones, pero tras la lectura de este libro, quizá las fantasías tengan más de realidad de lo que uno supone.

Por otro lado, una vida cómoda, sin sobresaltos económicos, no asegura la felicidad, sino al contrario, muchas veces llega a ser hasta una carga, esta autora se encargará de situarnos o enseñarnos ambas caras de la moneda: por un lado pobreza y por otro demasiada riqueza y un trasfondo de soledad, amargura, encierro y un laberintico y constante desafío a la cordura.

Nada es lo que parece y sorprende, porque con pocos personajes pero muy bien perfilados, logra convencer, sobre todo por la locura que acompaña durante toda la narración. Sin duda alguna, una de las mejores novelas que he leído en los últimos tiempos en su estilo y forma.

LOLA MARINÉ

Algunos datos sobre la autora: Lola Mariné nació en Barcelona. A los 18 años se trasladó a Madrid para cumplir su sueño de ser actriz y sobrevivió en el mundo del espectáculo durante veinte años. Después decidió regresar a Barcelona donde se licenció en psicología e impartió talleres de teatro en diversos colegios para los que escribió varias obras infantiles y dirigió su puesta en escena.

Ha participado en cuatro libros recopilatorios de relatos: Tiempo de recreo (2008), Dejad que os cuenta algo (2009), Atmósferas (2009), en beneficio de la Fundación Vicente Ferrer, y Tardes del laberinto (2011).

Nunca fuimos a Katmandú, su primera novela, salió a la venta en septiembre de 2010. En 2012 publicó un libro de relatos, Gatos por los tejados.

Otras publicaciones: Nepal, cerca de las estrellas, Habana Jazz Club y El caparazón de la tortuga que ha sido presentada al concurso de Amazon 2015 y en el cual, ha resultado finalista.

Mi nombre es María Loreto Navarro, pero todos me llaman Lore o Loreto, es más fácil de recordar y también de decir. Mi pasión por la literatura es como si fuera uno más de mis genes, la necesito para seguir viviendo y ser feliz. He vivido relacionado con los libros desde que tengo uso de razón y estoy aquí para hablar, deshuesar y contar desde un buen argumento hasta quizá, alguno que no sea tan bueno, este es el inicio, pero prometo traer muchas novedades más, gracias por permitirme estar aquí.

Comentarios