Y la mujer… ¡¿En casa?!

El problema de que la mujer no atienda su hogar…

¡Señores dejémonos de prejuicios, machismos y feminismos! Entendamos que si una mujer, así como un hombre, decide ir a trabajar es porque quiere, porque lo necesita, porque está obligado a hacerlo y quizá para algunos afortunados; porque lo disfrutan. No es culpa de la mujer que los niños dejen la escuela y se unan a grupos violentos, no es culpa de la mujer que esta sociedad esté enferma. La situación que se vive en México actualmente, y en todo el mundo, se deriva únicamente del mal funcionamiento de este sistema económico.

obispo

Prefiero arrepentirme de algo que hice a sentarme diciendo "y si hubiera..."

Comentarios